Unesco: Como va, México tendrá hasta 2035 primaria universal; en 2060, secundaria; y en 2100, prepa


http://prodigy.msn.com/es-mx/noticias/mexico/unesco-como-va-m%C3%A9xico-tendr%C3%A1-hasta-2035-primaria-universal-en-2060-secundaria-y-en-2100-prepa/ar-BBwI5OX?li=AAggpOd

Ciudad de México, 24 de Septiembre (SinEmbargo).- La educación primaria en Mexico mantiene un retraso de 19 años en cobertura universal, de 44 años en secundaría y de 70 años en preparatoria, de acuerdo con el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) 2016, elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El documento, que tuvo como objetivo evaluar los avances de la educación de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, señaló que de continuar con las actuales tendencia educativas, en México la universalización de la educación primaria se logrará hasta el año 2035; de la educación secundaria será hasta 2060, y de la preparatoria hasta el año 2100.

El GEM fue dado a conocer este viernes y subrayó que la educación no impulsará al mundo “si no se mejora radicalmente las tasas de escolarización”. Por su parte, la Directora General de la Unesco, Irina Bokova, dijo que “Hoy más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar en sintonía con las dificultades y aspiraciones del siglo XXI y fomentar el tipo correcto de valores y competencias, valores y competencias que conduzcan a un crecimiento sostenible e integrador y a una convivencia pacífica.”

En México, 4 millones de niños indígenas van a escuelas sin baños y con maestros no bilingües

Lo anterior para reducir la pobreza, erradicar el hambre, mejorar la salud, fomentar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, establecer una agricultura sostenible, así como las ciudades resilientes, para crear sociedades más iguales, inclusivas y justas.

El informe también indicó que de manera general en América Latina y el Caribe enseñanza primaria universal será una realidad hasta el 2042; mientras que la terminación del primer ciclo de secundaria en 2066; y la del segundo ciclo de secundaria quedaría para 2095.

Lo que significa que la región tendría un retraso de 65 años con respecto al límite marcado para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contemplados para 2030.

En el mismo documento se destacó que los sistemas educativos tienen que enfocarse en fomentar “las cuestiones ambientales”, ya que en países como Brasil, Argentina, Uruguay y México, alrededor de un 60 por ciento de los estudiantes mayores de 15 años, tiene, apenas, un conocimiento elemental sobre temas que involucran al medio ambiente.

Asimismo deben “esforzarse por proteger y respetar las culturas minoritarias y las lenguas que les son propias”, debido a que el 40 por ciento de la población a nivel mundial “recibe la enseñanza en una lengua que no entiende”. Es el caso de México, que durante el pasado ciclo escolar 2013-2014, registró aproximadamente 121 mil alumnos de educación básica que hablaban en alguna lengua indígena.

El recorte adicional al gasto afecta a programas de educación, salud y campo: CEEY LA UNICEF ALERTA

El pasado mes, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expuso que la población indigena no goza a plenitud del derecho establecido en el Artículo Tercero de la Constitución Mexicana y en un sinnúmero de tratados a los que el Estado se ha adscrito.

En números oficiales, la matrícula refleja éxito, pero en términos de calidad y efectividad, el estudio se plantea una interrogante: ¿en qué medida el Sistema Educativo Nacional cubre la necesidad social de educación?

Se extrajeron indicadores que muestran el rezago de la población indígena en las capacidades básicas de lectura y escritura así como en la escolaridad básica y media superior. Bajo esta condición, documentó, el acceso a otros derechos y su ejercicio pueden verse reducidos tanto como el desarrollo del capital cultural y económico, ya que se reconoce que el analfabetismo es un factor importante en los mecanismos de perpetuación de la pobreza, la marginación y la exclusión social.

Casi 118 mil niños monolingües de lengua indígena entre preescolar y secundaria tienen menores probabilidades de concluir la educación básica en comparación con el resto de los estudiantes.

El estudio planteó que en el acceso a las escuelas se registran grandes avances, pero las problemáticas surgen conforme se van avanzando en grados, ya que la cantidad de alumnos va disminuyendo, sobre todo entre los 15 y 17 años de edad.

Disminuye también la cantidad de alumnos hablantes en lenguas indígenas. En el ciclo escolar de 2013-2014, se registraron 1.17 millones de alumnos hablantes de una lengua indígena y la presencia de 52 mil 194 docentes hablantes de lengua indígena.

En 72 mil 773 escuelas con alumnos hablantes en lenguas indígenas no hay al menos un profesor que también lo haga y sólo en 59.7 por ciento de los casos la lengua de los maestros coincide con la de los alumnos. Las que más se hablan son náhuatl, maya, lenguas mixtecas, totonaca y otomí. En menor medida, otras 65 lenguas o agrupaciones lingüísticas son empleadas por algunos cientos de alumnos o decenas.

En lo referente a infraestructura, en promedio el 24.7 por ciento de las escuelas analizadas no tienen baño; el 28.9 por ciento no tienen un mobiliario para docentes en al menos un aula; el 21.2 por ciento no cuenta con mobiliario para al menos un alumno; y el 18.1 por ciento tiene techo de material no durable.


Educación en México, cada vez más pobre y desigual


http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2010/02/28/educacion-en-mexico-cada-vez-mas-pobre-y-desigual/

La marginación y la penuria educativa tienen a México en el lugar 55 en acceso a la educación a nivel mundial. Más de 34 millones de personas sufren rezago, analfabetismo o tienen apenas cuatro años de estudio. “Las poblaciones pobres reciben una educación pobre”: relator especial de la ONU

En México, 34 millones de personas están en rezago educativo; 7 millones son analfabetas; 1.4 millones de niños no asisten a la escuela; más de 1 millón 324 mil tienen menos de cuatro años de estudio, y hay un número inestimable de analfabetas funcionales.

Cifras del relator especial sobre el Derecho a la Educación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) dan cuenta de la marginación y la penuria educativa.

El análisis Llegar a los marginados. Informe de seguimiento de la educación para todos 2010, de la UNESCO, identifica a quien está en la marginación educativa como quien no tiene acceso a los servicios escolares; mientras que aquel que está en la penuria educativa tiene menos de cuatro años de estudios y carece de conocimientos básicos en lectura, escritura y matemáticas.

A nivel mundial, México tiene el lugar 55 en el índice Educación para Todos, que mide el acceso a los servicios educativos. De acuerdo con el informe, tiene el lugar 65 en la cantidad de alumnos que alcanza el quinto grado, y el 66 en alfabetización para adultos. Mientras que en el acceso de las mujeres a la educación, está en la posición 58.

Vernor Muñoz Villalobos, relator especial sobre el Derecho a la Educación de la ONU, advierte que en México existen grandes asimetrías estructurales y desigualdad en la educación. El país “enfrenta dos grandes retos: abatir la exclusión que genera el propio sistema educativo y elevar la calidad”.

Durante la presentación de los resultados preliminares de su evaluación, en su primera misión a México, apuntó que la exclusión de las oportunidades educativas tiene destinatarios muy precisos: “Las poblaciones pobres reciben una educación pobre”.

Desigualdad y exclusión

El informe Llegar a los marginados. Informe de seguimiento de la educación para todos 2010 apunta que la desigualdad en el aprendizaje tiende a ser más amplia en los países de bajos ingresos.

Según expone el informe, el que se hable una lengua diferente a la oficial está asociado al bajo desempeño escolar. En México, la población indígena cursa tan sólo 1.5 años en la escuela, mientras que a nivel nacional el promedio alcanza los ocho años.

Ocho de cada 10 indígenas no cuentan con educación básica. La tasa de analfabetismo alcanza hasta al 50 por ciento de la población en las zonas rurales; sin embargo, de los 1.5 millones de indígenas en rezago educativo, sólo se atiende a 66 mil.

A diferencia del 17 por ciento de la población nacional que ingresa a la universidad, únicamente el 1 por ciento de los indígenas que cursan la primaria acceden a estudios a nivel superior.

En su visita a México, el relator especial sobre el Derecho a la Educación, Muñoz Villalobos, reconoció que pese a que el país ha reconocido formal y constitucionalmente los derechos de los pueblos indígenas, la eficacia educativa está por debajo de los estándares.

“El modelo educativo es insuficiente para el rescate y la potenciación de las culturas y las lenguas indígenas”. Describió que éste deja sin oportunidades a la población de las zonas rurales o les ofrece opciones de baja calidad.

En los últimos años, abundó, el presupuesto para educación intercultural se ha reducido dramáticamente. Únicamente existen nueve universidades de este tipo.

El relator considera que la lucha contra la deserción y el rezago está relacionada con la necesidad de fortalecer la capacitación y la formación docente, la que “muchos expertos han calificado como primigenia, irregular e inconsistente”.

Respecto de la situación de los jornaleros agrícolas, refirió que el 70 por ciento del total del rezago educativo proviene de estas familias. Alrededor de 1 millón de niños tienen dificultades para continuar con sus estudios. Por lo que Muñoz Villalobos llamó reforzar la boleta única y el Programa de Educación Primaria para Niños y Niñas Migrantes. Respecto de la inclusión de los menores con discapacidad, el relator observó que la educación integradora y especial no termina de armonizar. Es necesario, comentó, traducir los compromisos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en normas locales. “Detrás de esta situación de asimetría y desigualdad –expuso el relator–, hay un problema más estructural que tiene que ver con la ausencia de una política pública articulada y sistémica”. Para el relator, esta realidad contrasta con el principio de derechos humanos sobre el acceso universal a una educación de calidad. Por lo que “es fundamental que se fortalezcan los mecanismos de exigibilidad del derecho a la educación”. La desigualdad además se observa en el desempeño. De acuerdo con la UNESCO, los niños del 25 por ciento de las familias más ricas obtienen calificaciones en matemáticas entre 25 y 30 por ciento mayores que las de los niños que pertenecen al 25 por ciento de las familias más pobres. Según el reporte, las mujeres mexicanas tienen de 1.5 a 1.7 veces más probabilidades de ser analfabetas que los hombres. En el caso de las mujeres que hablan una lengua indígena, hay 15 probabilidades más de ser analfabetas que aquellas que hablan español.

Al respecto, entre 1984 y 1994 había 6 mil 397 adultos analfabetas: 62 por ciento eran mujeres. Para el periodo comprendido entre 2000 y 2007, el porcentaje de mujeres analfabetas aumentó un punto. No obstante el rezago educativo, la Secretaría de Educación Pública destina únicamente 0.86 por ciento de su presupuesto a la educación para adultos.

El documento describe que los estados del sur del país tienen un pobre desempeño para combatir la desigualdad educativa. Mientras a nivel nacional, los jóvenes entre 17 y 22 años tienen un promedio de educación de ocho años, y en regiones como el Distrito Federal alcanzan hasta los 10 años; en Chiapas, la media oscila entre 5.7 y 6.6 años de escolaridad. Casi un cuarto de la población joven tiene poco más de cuatro años.

Deserción y bajo desempeño

Durante la presentación de los resultados preliminares de su evaluación, Muñoz Villalobos alegó que “más que contentarse con los estándares de matriculación en primaria, el Estado debe ocuparse con determinación en garantizar la trayectoria exitosa de las personas a lo largo del proceso educativo”. Al respecto, mencionó que el promedio de éxito escolar es de apenas 8.5 años.

El informe Llegar a los marginados. Informe de seguimiento de la educación para todos 2010 señala que, en México, más del 40 por ciento de la población estudiantil que ha presentado la prueba Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes tiene un nivel uno o menor de lectura: “Luego de ocho años de escolaridad, esta población fue incapaz de demostrar niveles de lectura y escritura que alcanza la media en la primaria”.

Aunque el país alcanza coberturas en primaria y secundaria del 98 y 92 por ciento, respectivamente, señaló el relator, de cada 100 niños que ingresan a primaria, sólo 66 terminan en tiempo normativo, 17 entran en la universidad y dos o tres en posgrado. Cerca del 35 por ciento de los alumnos de educación media superior deserta. Ello, advierte el relator, se agrava con un sistema de examen único que conduce a un proceso selectivo y castiga a los que no tienen buenas oportunidades educativas”. Metas lejanas La UNESCO advierte que millones de niños de los países más pobres del mundo corren el riesgo de verse privados de recibir educación como consecuencia de la crisis financiera. El reporte Llegar a los marginados. Informe de seguimiento de la educación para todos 2010 anticipa que probablemente un gran número de naciones distará mucho de alcanzar las metas aprobadas por sus gobiernos en 2000, pues no erradican las desigualdades, y los países donantes no cumplen sus promesas. “Las desigualdades extremas y persistentes debidas a la pobreza, la disparidad entre los sexos, la pertenencia étnica y el idioma frenan los progresos de la educación, despilfarran el potencial humano y socavan la prosperidad”, observa el organismo. A nivel mundial, estima la UNESCO, 72 millones de niños no asisten a la primara, como 71 millones de adolescentes no cursan el primer ciclo de secundaria. Señala que de persistir las tendencias actuales, en 2015 todavía habrá 56 millones de niños sin escolarizar.

Describe que las disparidades entre los sexos están profundamente arraigadas. En 28 países en desarrollo, por cada 10 varones en primaria, hay menos de nueve niñas. La población femenina representa todavía el 54 por ciento del total de niños sin escolarizar.

Además, señala, son escasos los avances para reducir a la mitad el analfabetismo entre los adultos, toda vez que 759 millones de personas no saben leer ni escribir. Identifica, además, a 22 países donde el 30 por ciento de los adultos jóvenes no llega a alcanzar los cuatro años de escolaridad.

El reporte calcula que se van a necesitar en todo el mundo 10 millones 300 mil docentes para lograr el objetivo de universalizar la enseñanza primaria de aquí hasta 2015.

Escasa ayuda de países ricos

La ayuda internacional, subraya la UNESCO, es una parte vital para alcanzar la educación para todos. América Latina y el Caribe reciben una parte relativamente pequeña del total de la asistencia oficial, alcanzando menos del 7 por ciento. Con la desaceleración económica de Estados Unidos, hay atrasos en los apoyos. México registra una caída del 10 por ciento.

Según el organismo internacional, los países donantes no han logrado cumplir la promesa formulada en 2000, según la cual, ningún país comprometido se vería frustrado, por falta de recursos, en su empeño por apoyar la educación en los países pobres.

En 2007, los compromisos de ayuda a la educación básica se redujeron en un 20 por ciento. El informe Llegar a los marginados. Informe de seguimiento de la educación para todos 2010 apunta que los presupuestos de los tres mayores donantes (Alemania, Francia y Japón) muestran una atención relativamente escasa.

La UNESCO expone que los países de ingresos bajos podrían por sí solos recaudar una suma adicional de 7 mil millones de dólares anuales para educación; no obstante, aun con ese esfuerzo, el déficit en 46 países suma 16 mil millones de dólares anuales, “que debe saldarse si se quieren alcanzar los objetivos principales de la Educación para Todos”.

Kevin Watkins, director del informe, declara que “los países ricos han desplazado montañas de recursos financieros para estabilizar sus sistemas bancarios y proteger sus infraestructuras socioeconómicas vitales, pero sólo han prestado una ayuda muy modesta a los pobres del mundo”.

El informe admite que, en una época de fuertes tensiones presupuestarias, el incremento de la ayuda va a resultar una empresa difícil para los países donantes; sin embargo, “tendrá que aumentar sustancialmente”.

Políticas sugeridas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura para contrarrestar la desigualdad educativa

1. Mejorar el acceso a la educación y hacerla más accesible, eliminando los gastos extraoficiales y ofreciendo incentivos específicos

2. Fortalecer el entorno de aprendizaje con maestros calificados y extendiendo la enseñanza intercultural bilingüe

3. Hacer extensivos los derechos y ofrecer más oportunidades, integrando las estrategias de educación en políticas más generales de lucha contra la marginación

Marginación y penuria educativa en México

Mexicanos en rezago educativo: 34 millones
Mexicanos analfabetas: 7 millones
Niños mexicanos que no asisten a la escuela: 1.4 millones
Mexicanos con menos de cuatro años de estudio: 1 millón 324 mil
Analfabetas funcionales en México: número inestimable
Población estudiantil mexicana en el nivel uno de lectura: 40 por ciento
Indígenas que no cuentan con educación básica: ocho de cada 10
Puntuaciones calificativas de los niños del 25 por ciento de las familias más pobres: entre 25 y 30 por ciento menores que las del resto de la sociedad
Las mujeres indígenas tienen 15 por ciento más de probabilidades de ser analfabetas

FAEB contribuye a la desigualdad

Aurora Loya Brandila, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, anota que las desigualdades educativas tienen su origen en las últimas modificaciones al Fondo de Aportaciones para la Educación Básica para los estados (FAEB).

En 2007, los criterios en su distribución fueron reformados, pues se reparte de acuerdo con la matrícula escolar, que significa un 50 por ciento; el rezago educativo y la inversión estatal en educación, que significan cada una un 20 por ciento, y la calidad educativa, que significa un 10 por ciento.

Para la especialista en actores y políticas educativas, bajo estos factores, las entidades con el mayor rezago educativo están lejos de mejorar la calidad de sus servicios. Señala que no queda claro si el criterio de equidad, que favorecería a las entidades más rezagadas, se toma en cuenta. Por el contrario, “se favorece a los gobiernos que más contribuyen fiscalmente a la Federación. No toma en cuenta la necesidad de igualdad”.

El FAEB representa más de 50 por ciento de las partidas presupuestales que destina la Federación a estados y municipios por medio del ramo 33. Sin embargo, mientras 20 entidades recibieron menos recursos del FAEB en 2008, en 2009 ese número se elevó a 23.

En opinión de Loyola Brandila, tienen que haber más recursos, no sólo económicos, para garantizar el acceso a la educación. Subraya que la educación está muy ligada a una mejor vida democrática y plural: “Ello está aceptado en el discurso, pero no se corresponde con los hechos. Garantizar que llegue por igual a todos es especialmente importante en este momento para contrarrestar el desánimo general que persiste. Puede ser un pivote para convertirnos en una sociedad más articulada”. (PM)


Los impactos educativos 
y laborales de la Cuarta Revolución Industrial


http://eleconomista.com.mx/finanzas-personales/2016/05/03/impactos-educativos-laborales-cuarta-revolucion-industrial

Una transformación donde la tecnología se fusiona con facetas de la vida de las empresas y de las personas.

Cada revolución en un principio parece imposible; pero después de que ocurre parecía inevitable. Bill Ayers, activista y teórico de la educación estadounidense

Si la última reunión del Foro Económico Mundial no tuviese que haber discutido el coyuntural tema de la caída de los precios del petróleo, se habría dado más relevancia a su tema central, que es el impacto de la ahora llamada Cuarta Revolución Industrial.

Históricamente, se habla de tres revoluciones industriales: la primera se produjo a finales del siglo XVIII con el surgimiento de la máquina de vapor y sus implicaciones para el transporte y la fabricación; la segunda, a finales del siglo XIX, con la aparición de la electricidad y la producción en masa; la tercera se refiere a la revolución iniciada en los años 70 con el desarrollo en electrónica, tecnologías de la información y producción automatizada.

Hoy, se habla de una Cuarta Revolución Industrial que incorpora una transformación profunda donde la tecnología se fusiona con múltiples facetas de la vida cotidiana tanto de las empresas como de las personas.

Esta revolución tecnológica incorpora una diversidad de temas, todos de gran impacto y transformación para las sociedades, y comprende la inteligencia artificial, la robótica, el Internet de las cosas, la autonomía de vehículos, la impresión en 3D, la nanotecnología, la biotecnología, la capacidad de almacenamiento de energía y la computación cuántica; todos, elementos que de forma cotidiana vemos aparecer, aun cuando no nos demos cuenta, en nuestra vida. En esta nueva sociedad industrial el valor lo generan la información y el conocimiento.

De acuerdo con un reporte del Foro Económico Mundial, esta cuarta revolución tendrá impactos profundos en las sociedades y los países y lo hará con una velocidad que ninguna revolución industrial previa había tenido. Los cambios en los casos anteriores fueron graduales y llevaron siglos o décadas; hoy aparecen en años y, en ocasiones, meses.

Y esta revolución, probablemente más que ninguna otra previa, tendrá un impacto definitorio sobre las estructuras laborales y educativas en el mundo. Nuestro país por supuesto no será la excepción, y ya hoy empieza a ser afectado de manera importante por estas nuevas tendencias.

Revoluciones y cambios de esta profundidad y naturaleza, como las mareas, pueden ser encauzadas pero no detenidas. En adición a los importantes retos que enfrenta nuestro país, prepararse aceleradamente para esos cambios determinará la calidad de los empleos futuros y el retorno que la educación tenga para las futuras generaciones.

En lo laboral, la creciente automatización de procesos y robotización de la manufactura llevarán a la desaparición de ramas completas de empleo en las fábricas, pero también de tareas y empleos administrativos que hoy la tecnología empieza a sistematizar y resolver con mínima necesidad de intervención humana.

Hoy, grandes empresas mundiales relacionadas con la manufactura y la tecnología crean centros tecnológicos especializados, en los que no sólo buscan desarrollar nuevas tecnologías, sino también formar los nuevos recursos humanos especializados que requieren para el futuro.

Estos cambios impactarán de manera decisiva los requerimientos del mercado laboral y deben modificar los formatos educativos. Hoy EU presenta ya un déficit de formación de ingenieros especializados que lleva a la importación de estudiantes de otros países y a la búsqueda de estos cuadros ya formados en otras regiones para especializarlos. Asimismo, adquiere relevancia mayor un tema que en México hemos descuidado y que en países como Alemania es de la mayor relevancia: la educación tecnológica de alta especialidad.

Los jóvenes de hoy deben revisar con detenimiento cuáles son las implicaciones de esta revolución en los campos de conocimiento que han escogido, para asegurar que cuenten con las nuevas habilidades necesarias para insertarse y ser productivos en un mundo laboral que, en el futuro, se parecerá cada vez menos al que conocieron sus padres.

El autor es politólogo, mercadólogo, especialista en economía conductual, profesor de la Facultad de Economía de la UNAM y Director General de Mexicana de Becas, Fondo de Ahorro Educativo. Síguelo en Twitter @martinezsolares


En la pobreza, más de la mitad de los niños mexicanos: Coneval y Unicef


http://aristeguinoticias.com/2704/mexico/en-la-pobreza-mas-de-la-mitad-de-los-ninos-mexicanos-coneval-y-unicef/

Redacción AN
abril 27, 2016 5:35 pm

Un nuevo informe revela que 21.4 millones de menores de edad en el país carecen de las condiciones mínimas para garantizar el ejercicio de uno o más de sus derechos sociales. En la pobreza, más de la mitad de los niños mexicanos: Coneval y Unicef

El estudio “Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2014″, realizado entre el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), presentado este miércoles, revela que 1 de cada 2 niñas, niños y adolescentes en el país era pobre y 1 de cada 9 se encontraba en pobreza extrema.

“53.9% de la población de 0 a 17 años en México (21.4 millones) carecía de las condiciones mínimas para garantizar el ejercicio de uno o más de sus derechos sociales (educación, acceso a la salud, acceso a la seguridad social, a una vivienda de calidad y con servicios básicos y a la alimentación). Además, el ingreso de su hogar era insuficiente para satisfacer sus necesidades básicas”, señala el estudio.

La conclusión central de este reporte es que, a pesar de que existen avances importantes y sostenidos para mejorar el ejercicio de los derechos sociales de la población de 0 a 17 años y de que la pobreza extrema se redujo de 14.0% a 11.5% entre 2010 y 2014, no será posible observar reducciones significativas en los niveles de pobreza de esta población sin mejoras tangibles en el ingreso de los hogares en que viven.

“La primera infancia es una etapa crítica para el desarrollo individual y social, y en México ésta recibe una menor proporción de recursos”, destacó Isabel Crowley, Representante de UNICEF en México.

“La pobreza en la infancia requiere atención inmediata para evitar que se reproduzca en la siguiente generación y que se vuelva permanente”, añadió. Señaló la preocupación de este organismo internacional porque la incidencia de pobreza y pobreza extrema sigue siendo más alta entre los niños y niñas menores de 5 años, un periodo en el que las carencias dejan huella para el resto de sus vidas.

Estudio completo Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2014

Resumen Ejecutivo CONEVAL UNICEF


Niños latinoamericanos rinden menos en lectura y escritura que las niñas, alerta Unesco


http://prodigy.msn.com/es-mx/noticias/mundo/ni%C3%B1os-latinoamericanos-rinden-menos-en-lectura-y-escritura-que-las-ni%C3%B1as-alerta-unesco/ar-BBrqhCU?li=AAggXBN&ocid=SL5MDHP

Los estudiantes varones de primaria en América Latina exhiben menores niveles de desempeño en lectura y escritura en comparación a las niñas, lo que incrementaría el peligro de repetición y abandono escolar, alertó este martes Unesco.

La brecha de género en cuanto a logros educativos indica que los niños tienen mejor desempeño en la asignatura de matemáticas, pero las niñas rinden más en lectura y escritura, lo cual evidencia inequidades educativas significativas que pueden acarrear consecuencias en su futuro escolar, indicó un estudio presentado por Unesco en su sede regional en Santiago.

Los bajos niveles de competencia en lectura de los niños "pueden incrementar la probabilidad de repetición y abandono escolar temprano, y como resultado, reducir su participación en educación terciaria y sus oportunidades profesionales", afirmó el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce), un examen que mide el desempeño de los estudiantes en las asignaturas de ciencias, lectura, escritura y matemáticas, y que fue realizado en 15 países de la región.

En el caso de las ciencias, las diferencias no son marcadas entre niños y niñas.

Ante estos problemas en la educación, Unesco recomienda a los gobiernos latinoamericanos mejorar sus sistemas educativos mediante un monitoreo constante sobre el acceso a la educación, la trayectoria educativa de los estudiantes y los logros de aprendizaje.

Asimismo, llamó a realizar mayores estudios sobre desigualdad de género con el fin de poder diseñar medidas más efectivas para crear oportunidades a los estudiantes.

Durante el evento de Unesco, también se presentó el ‘Informe de Educación Para Todos’, en el cual se presentaron condiciones para mejorar la calidad educativa especialmente para las niñas.


Los niños rebeldes que no obedecen las normas terminan siendo adultos de éxito, según un estudio


https://es-us.noticias.yahoo.com/los-ni%C3%B1os-rebeldes-que-no-obedecen-las-normas-115657256.html

http://psycnet.apa.org/?&fa=main.doiLanding&doi=10.1037/dev0000025

WTB
11 de febrero de 2016

¿Qué hace que un niño sea luego un adulto de éxito? Seguro que muchos responden a esta pregunta con palabras como ‘obediencia’, ‘tranquilidad’, ‘diálogo’, ‘respeto’… Pero nada más lejos de la realidad. La clave para convertirse en alguien de éxito -al menos en lo económico y en lo social- es todo lo contrario: cuanto más rebelde, mejor.

Así lo asegura el estudio Luxembourgish MAGRIP, que en 1968 estudió la conducta de niños de 12 años y ahora la ha comparado con la conducta y los logros conseguidos por aquellos pequeños en estos casi 50 años transcurridos.

Y las conclusiones del trabajo no pueden ser más claras. Aquellos niños que en su día fueron calificados por sus profesores como respondones, inquietos, rebeldes, o desobedientes han terminado ganando más dinero y ocupando más puestos de poder que aquellos que eran más dóciles.

La capacidad de romper las reglas de los niños es mejor indicativo para saber si van a tener éxito en la vida que el coeficiente intelectual o los ingresos de la familia. Así ha quedado demostrado en el estudio, ya que estos tres factores fueron estudiados en 745 niños.

El estudio ha sido publicado en la revista Developmental Psychology y muestra que la clave para predecir el éxito en un futuro no solo depende de la rebeldía mostrada, sino también en que los niños sean estudiosos y a la vez responsables.

Según los autores, la clave del éxito económico de los subversivos puede estar en su capacidad de mirar por sus propios intereses y no prestar atención a los de la mayoría: por eso no cumplen las normas que suelen estar impuestas para crear un equilibrio, y las rompen siempre a su favor. Esta característica también puede ser muy útil a la hora de negociar un sueldo, ya que su inconformismo les llevará a pedir más.

Los investigadores explican que la rebeldía de un niño de 12 años no se puede comparar con la rebeldía de un empresario de 50 años, y no significa que un adulto deba comportarse como un chiquillo: solo destacan que existe una correlación entre esa característica en los preadolescentes y un futuro sueldo más jugoso.


La pobreza triplica las malas notas de niños mexicanos: OCDE


http://prodigy.msn.com/es-mx/noticias/mexico/la-pobreza-triplica-las-malas-notas-de-ni%C3%B1os-mexicanos-ocde/ar-BBpmTZx?li=AAggpOd&ocid=SL5MDHP

La probabilidad de que un alumno de educación básica en México tenga bajo rendimiento es mayor en los estudiantes con condiciones socioeconómicas desfavorables, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Un niño con “nivel socio-económico desfavorecido” tiene una probabilidad tres veces mayor de tener bajo rendimiento que quienes sí cuentan con recursos, dice el estudio "Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito", publicado por el organismo.

“Un 71% de estudiantes desfavorecidos en México tuvo un bajo rendimiento en matemáticas en 2012, mientras que un 37% de los estudiantes favorecidos no alcanzó el Nivel 2”, detalla el documento.

Un alumno de “bajo rendimiento” es aquel que se ubica por debajo del Nivel 2 de la prueba PISA, que mide matemáticas, lectura y ciencias. Tener un Nivel 2 no es lo más positivo, pues es considerado como el “nivel básico de conocimiento”, un estrato al que pertenecen la mayoría de alumnos mexicanos.

Tanto en México como en el resto de los países de la OCDE, pertenecer a una familia en pobreza eleva la probabilidad de presentar bajo nivel en matemáticas. También las niñas, los inmigrantes, los hablantes de lenguas indígenas, los alumnos en zonas rurales están entre los grupos en desventaja.

Los "deberes" del hogar

Buena parte del bajo rendimiento de los alumnos que sufren la pobreza también se debe a factores como el tiempo que tienen que invertir en “hacer deberes”.

Mientras que el promedio de la OCDE indica que los niños de bajo rendimiento dedican un promedio de 3.5 horas a las labores extraescolares, en México el promedio fue de 4 horas. También los alumnos mexicanos que se encuentran en Nivel 2 de matemáticas dedicaron 1.3 horas más que el promedio de los otros países.

¿Qué se debe hacer para reducir el bajo rendimiento? La OCDE ofrece algunas alternativas.

En 2012, en México el 55% de los estudiantes tuvo un bajo rendimiento en matemáticas, el doble que el registrado en promedio en los otros países de la organización (23%). En lectura 41% de los mexicanos presentaban deficiencias, y 47% en ciencias.

Pero el estudio destaca que de 2003 a 2012, el país logró reducir en 11% el número de estudiantes en esa condición en matemáticas.

Para continuar y ampliar los esfuerzos, incluido el mejoramiento en lectura y ciencias, la OCDE ofrece un plan de 11 medidas:

-Desmantelar las múltiples barreras de aprendizaje.

-Crear un entorno de aprendizaje en las escuelas que sea exigente y ofrezca apoyo a los estudiantes.

-Ofrecer refuerzo escolar a quienes lo necesiten tan pronto como sea posible.

-Animar a los padres y las comunidades locales a involucrarse en la vida escolar.

-Motivar a los estudiantes para que saquen el mayor provecho de las oportunidades educativas.

-Identificar a los estudiantes de bajo rendimiento y diseñar una estrategia adecuada a su perfil.

-Ofrecer apoyos focalizados a los colegios y las familias desfavorecidas.

-Ofrecer programas de refuerzo especiales para los estudiantes de origen inmigrante, que hablen una lengua minoritaria o que provengan de zonas rurales.

-Atacar los estereotipos de género y dar apoyo a las familias monoparentales.

-Reducir las desigualdades en el acceso a la educación preescolar y limitar la separación de los alumnos por nivel académico.

-Políticos, profesores, padres y los propios estudiantes todos tienen un papel importante que jugar para mejorar el desempeño educativo.