Registro histórico de jóvenes que desean educación media superior


http://www.jornada.unam.mx/2015/06/29/sociedad/034n1soc

Se inscribieron 317 mil 193 egresados de secundaria al examen de ingreso

Creció en 2.38 por ciento la cifra de aspirantes en relación con 2014

Buscan como primera opción alguno de los dos subsistemas de la UNAM, que sólo podrá dar cabida a 35 mil alumnos

Aspirantes a educación media superior de la zona metropolitana participaron en el concurso de selección convocado por la Comipems. El examen duró tres horas. La imagen, en la Universidad La Salle, en la colonia Condesa de la ciudad de México

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Lunes 29 de junio de 2015, p. 34

Este año se presentó un "registro histórico" de jóvenes que desean ingresar a la educación media superior en el área metropolitana de la ciudad de México: 317 mil 193 estudiantes egresados de secundaria se registraron para presentar el examen de ingreso a ese nivel de estudios. Esta cifra es 2.38 por ciento mayor al número de aspirantes que se presentó en 2014 (309 mil 502).

Del total de jóvenes que solicitaron su ingreso al bachillerato para el siguiente ciclo escolar, 54.9 por ciento (174 mil 279 estudiantes) desean como primera opción estudiar en alguno de los dos subsistemas de ese nivel de estudios que ofrece la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero esta casa de estudios sólo podrá dar cabida a 35 mil aspirantes.

En conferencia de prensa realizada en una de las sedes donde este fin de semana se realizó el examen para ingreso al bachillerato, Javier Olmedo, vocero de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems), informó que después de la máxima casa de estudios, son las preparatorias del estado de México las que tienen el mayor porcentaje de solicitudes como primera opción, con 49 mil 804 aspirantes, equivalentes a 15.7 por ciento del total, seguidas de los bachilleratos del Instituto Politécnico Nacional, con 45 mil 412 estudiantes que lo colocaron como su primera opción para seguir sus estudios de formación media superior, 14.3 por ciento.

Para el Colegio de Bachilleres 11 mil 843 jóvenes lo colocaron como primera opción, 3.7 por ciento, y 11 mil 191, 3.5 por ciento, hicieron lo propio con las instituciones en el Distrito Federal de la Dirección General de Educación Tecnológica e Industrial.

Olmedo resaltó que se calcula que 282 mil 324 de los más de 317 mil aspirantes sean los que obtengan un lugar en alguno de los planteles de las nueve instituciones que conforman la Comipems. Esto debido a que este año se calcula que 22 mil 415 alumnos no concluirán la secundaria, casi 12 mil 500 no se presentan a la prueba de ingreso o no todos aceptan el plantel que se le asigna.

Aseguró que las instituciones de la Comipems tienen capacidad para recibir a todos los jóvenes que deseen estudiar el bachillerato, pues debido a la reforma constitucional que asentó que este nivel de estudios es obligatorio por ley, ya no hay nivel mínimo de aciertos para ingresar a formación media superior.

Francisco Reyes Nieto, de 16 años, es uno de los miles de jóvenes que desean ingresar a la UNAM. Este año concluirá la secundaria y su primera opción es la Preparatoria 9 de esa casa de estudios. "Creo que es la mejor opción porque quiero dedicarme a la música o ser profesor de español".

En entrevista se dijo tranquilo y confía en ser seleccionado. "Terminé en hora y media, pero ocupé el resto del tiempo (dan tres horas para resolver la prueba) para revisar donde me sentía con dudas. Sentí fácil el examen, a pesar de que no fui a cursos; me sentí preparado".

Su táctica de estudio fue la siguiente: repasó todos los cuadernos y libros de los tres años de secundaria y pidió el apoyo de compañeros que tomaron cursos privados de preparación para que le permitieran consultar las guías que dan en esos colegios. "Con eso me pude dar una idea de qué preguntan". El adolescente confió en ser uno de los 35 mil seleccionados para la UNAM.

Los resultados de la prueba podrán ser consultados en la página electrónica de la Comisión (www.comipems.org.mx) el próximo jueves 30 de julio.


Reforma educativa: engaño, mito y fraude


http://www.jornada.unam.mx/2015/06/24/politica/018a1pol?partner=rss

Imanol Ordorika

Las acciones y discursos del gobierno federal en torno a la llamada reforma educativa se han convertido en factor de polarización social y política en nuestro país. Sus impulsores y defensores han generado grandes expectativas respecto de la mejora del sistema educativo nacional. En realidad esta reforma sólo ha constituido un engaño, un mito y un fraude.

El engaño radica en que se ha hecho creer a la sociedad que cambios normativos –cuyos propósitos son el control político y laboral de los maestros, el realineamiento y continua sumisión del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) al partido oficial y al gobierno, y el sometimiento de otras organizaciones gremiales de oposición– son una reforma educativa de verdad, enfocada al mejoramiento de la educación pública. La evidencia del engaño es la ausencia de una propuesta educativa general, que tuviera como referente la realidad actual, las necesidades del país y el proyecto de desarrollo nacional, a la que correspondiera una filosofía educativa bien definida y planteamientos pedagógicos consistentes.

El engaño se funda en un mito insostenible: la evaluación de profesores de educación básica es la acción fundamental para elevar la calidad educativa. La evaluación, que es la propuesta central y casi única de lo que han dado en llamar reforma educativa, tendrá efectos en las nuevas contrataciones, la promoción, la carrera magisterial y la remoción de maestros del trabajo docente. Ninguna de estas acciones produce por sí misma una mejora de la educación.

El mito está sustentado en la denostación y desprestigio intencional de los maestros mexicanos, a quienes se les presenta como el problema principal de la educación en México. En esto han jugado un papel fundamental las campañas de Televisa y las diatribas del grupo de presión Mexicanos Primero. Para la Secretaría de Educación Pública (SEP) y estos grupos el problema son los maestros, y la solución que han puesto en práctica son estas medidas de control.

El fraude radica en que tanto la SEP como el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) saben que las evaluaciones que han propuesto son impracticables. Que sólo están en condiciones de realizar valoraciones superficiales e incompletas. Que éstas no tendrán los resultados que les han atribuido y que impactarán negativamente las condiciones profesionales, laborales y de vida de decenas de miles de maestros mexicanos.

Desde la creación del INEE, en documentos oficiales y declaraciones de su presidenta, se ha señalado que la evaluación docente no podía ser homogénea, sino que era necesario "considerar en las acciones de evaluación, desde el sistema educativo y hasta el aula de clases, la diversidad de realidades, culturas y lenguas que existen en el país, lo que sin duda es una de sus mayores riquezas" (INEE, "La evaluación en el contexto de la reforma educativa").

De acuerdo con las normas y leyes establecidas, la SEP, bajo la autoridad del INEE, realizará cuatro tipos de evaluaciones: para el ingreso a la profesión docente, para la promoción (la que se acaba de realizar), para la permanencia y para "promoción en la función por incentivos", antes carrera ­magisterial.

La evaluación más problemática es la de permanencia. Según la ley, 1.4 millones de maestros tienen que ser evaluados cada cuatro años. De ello depende su continuidad en el ejercicio de la labor docente. Significa que cada año tendrán que ser evaluados más de 350 mil maestros, sólo en esta modalidad. El INEE y la SEP nos hacen creer que pueden concretar una evaluación completa y a profundidad, que atienda la diversidad y heterogeneidad existentes en el país. Ellos saben que esto es imposible. Por eso es un fraude.


Ingresan jóvenes a la universidad sin un dominio del español


http://www.jornada.unam.mx/2015/03/03/sociedad/035n1soc

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Martes 3 de marzo de 2015, p. 35

No son capaces de comprender lo que leen, revela libro publicado por la Anuies

La investigación, aplicada en 11 escuelas de nivel superior, arrojó que sólo 9 por ciento tiene buena ortografía y acentuación, y 43.2 por ciento desconoce estrategias para dar forma a un texto.

Este problema tuvo su origen a principios de los años 70, cuando las autoridades educativas retiraron de planes y programas de estudios de nivel básico y medio superior la materia de gramática, señaló la investigadora Irma MunguíaFoto Carlos Ramos Mamahua.

Los jóvenes mexicanos que ingresan a la universidad carecen de un dominio del español, lo que genera que no sean capaces de comprender lo que leen, no pueden desarrollar un texto coherente ni poseen elementos de abstracción que les permitan tener éxito en la escuela.

Así lo muestra el estudio Habilidades lingüísticas de los estudiantes de primer ingreso a las instituciones de educación superior. Área metropolitana de la ciudad de México, realizado por académicas de diversas casas de estudios a petición de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), que se presentó ayer –como libro– en la unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-I).

Los resultados arrojan que existe una crisis educativa en la formación preuniversitaria –desde nivel básico hasta medio superior– del área metropolitana de la ciudad de México, aunque, se dijo, esa realidad puede trasladarse a todo el país.

Los datos revelan que 65 por ciento de los estudiantes de primer ingreso a educación superior no conocen a fondo la lingüística del español, lo que les impide tener éxito en la universidad; sólo 9 por ciento tienen un dominio adecuado de la ortografía y la acentuación, y 43.2 por ciento carece de estrategias para dar forma a un texto.

Se trata de una investigación cualitativa de cuatro años que se aplicó entre septiembre y noviembre de 2011 a una muestra de 4 mil 351 jóvenes de primer ingreso de 11 casas de estudios, siete públicas: las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana y Pedagógica Nacional; la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el Centro de Investigación y Docencia Económicas, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec, así como en cuatro privadas: Instituto Tecnológico Autónomo de México y en las universidades Iberoamericana, Anáhuac e Intercontinental.

El estudio evaluó comprensión auditiva y de lectura, expresión escrita y el nivel de conciencia lingüística, con la finalidad de valorar la capacidad reflexiva del español de los jóvenes. Esto con tres pruebas de opción múltiple y la entrega de un ensayo de 300 palabras.

La habilidad lingüística donde se dio la cifra más alta fue en la comprensión auditiva, pues 72.6 por ciento de los alumnos de nuevo ingreso a ese nivel de estudios entiende lo que escucha. En comprensión de lectura la media porcentual fue de 58.9 en tanto que 49.5 por ciento de los jóvenes evaluados alcanzaron la media en conciencia lingüística.

Sólo 20 por ciento de los jóvenes obtuvo un resultado alto en comprensión de lectura, mientras 36 por ciento está por debajo de la media.

Irma Munguía, académica del departamento de lingüística de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Iztapalapa y una de las investigadoras que colaboró en el estudio, afirmó que estos datos muestran una formación precaria en los niveles previos a la universidad.

Manifestó su preocupación debido a que la lectura y la escritura son actividades meramente intelectuales que ayudan al procesamiento del desarrollo abstracto.

La académica planteó que este problema tiene su origen a principios de los años 70 del siglo pasado, cuando las autoridades educativas retiraron de los planes y programas de estudios de nivel básico y medio superior la materia de gramática. Otro factor es que varias instituciones han promovido la necesidad de realizar cursos o talleres de lectura y redacción, pero éstos no profundizan en el entendimiento de la lengua, sino que sólo dan herramientas y habilidades, pero no hay teoría.

Dio algunas propuestas para mejorar en esta formación, las cuales, dijo, se presentarán ante la Secretaría de Educación Pública a fin de lograr un cambio radical.

El estudio advierte que los alumnos de la muestra pertenecen a la población de jóvenes exitosos, pues lograron ingresar a la universidad, situación complicada en este país, pues sólo tres de cada 10 jóvenes en edad de asistir a este nivel de estudios puede hacerlo.


Dará prioridad la SEP a telebachilleratos comunitarios y a la Prepa el Línea


http://www.jornada.unam.mx/2015/03/03/sociedad/035n2soc

Requiere menos recursos económicos, señala documento

José Antonio Román
Periódico La Jornada
Martes 3 de marzo de 2015, p. 35

Con el mandato constitucional de universalizar la educación media superior para 2021, la Secretaría de Educación Pública (SEP) dará prioridad como proyectos estratégicos a los subsistemas de telebachilleratos comunitarios, preparatoria abierta y Prepa en Línea-SEP, que requieren muchos menos recursos económicos y el logro educativo de los estudiantes es equiparable al de otros bachilleratos.

De acuerdo con un documento de la Subsecretaría de Educación Media Superior, estos proyectos juegan un papel esencial rumbo a la meta intermedia de alcanzar 80 por ciento de la cobertura en el presente sexenio. Según datos oficiales, ésta pasó de 65.9 por ciento en 2012, a 71.5 en 2014.

De los objetivos trazados a corto y mediano plazos en estos subsistemas, se dice que en 2015 y 2018 será necesario crear mil 500 telebachilleratos por año para llegar a cubrir al final de este sexenio alrededor de 7 mil 600 localidades de menos de 2 mil 500 habitantes e incrementar la matrícula a 360 mil estudiantes, nueve veces más que los inscritos en el ciclo escolar 2015-2016.

En éste hay mil 743 unidades educativas de este tipo, con más de 40 mil jóvenes de comunidades marginadas que estudian en los telebachilleratos comunitarios, que se apoya en la infraestructura y el capital social y cultural creado por las telesecundarias rurales. Para 2016, se prevé tener una matrícula de 97 mil estudiantes.

Considera a la preparatoria abierta como un instrumento extraordinario para atender el rezago en este nivel educativo. En 2014 este subsistema atendió a más de 517 mil usuarios, y cada año emite casi 28 mil certificados de terminación de estudios. Se pretende simplificar algunos trámites y mejorar el servicio.

De la Prepa Línea-SEP se informó que en enero pasado, durante la segunda convocatoria se registraron 85 mil aspirantes, de los cuales 52 por ciento son mujeres y la edad promedio es de 29 años.

Se prevé abrir cuatro convocatorias de ingreso anual y atender a 154 mil estudiantes a mediados de 2018.


Al menos un tercio de los alumnos tiene nivel básico de matemáticas


http://www.jornada.unam.mx/2015/02/18/sociedad/038n1soc

Laura Poy Solano
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de febrero de 2015, p. 38

Revelan resultados de PISA deficiencias en menores que concluirán bachillerato.

Sólo realizan tareas sencillas, mientras 30% se ubica en la escala más baja de competencia en ciencias y 20% en lectura, esto les impide seguir estudiando e insertarse en el mercado laboral En México 33 por ciento de los jóvenes menores de 18 años que están por concluir su bachillerato sólo pueden realizar operaciones matemáticas básicas, mientras 30 por ciento se ubica en los niveles más bajos de competencia en ciencias y 20 por ciento en lectura. En este caso, el desempeño está por debajo del mínimo lo que impide que puedan continuar con la formación educativa superior o insertarse con éxito en el mercado laboral.

De acuerdo con los resultados del estudio Desempeño de los estudiantes al final de la educación media superior en el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes 2012 (PISA, por sus siglas en inglés), a pesar que están por concluir su educación media superior, si se compara su desempeño con el alcanzado por estudiantes de 15 años de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el desempeño aún es insuficiente comparado con el ámbito internacional.

El estudio, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), a jóvenes de 17 años por concluir bachillerato, denominado PISA Grado 12, revelan que a escala nacional al menos un tercio se encuentra por debajo del nivel dos de desempeño matemático.

Es decir, sólo pueden realizar tareas matemáticas muy sencillas como leer un solo valor en una gráfica o tabla en la que se identifican claramente los nombres de las variables; pueden seguir instrucciones claras y bien definidas, y realizar procedimientos rutinarios siguiendo instrucciones directas.

En tanto, otro 31 por ciento se ubica en el nivel 2, considerado por PISA básico. Los alumnos con estos resultados sólo pueden hacer interpretaciones literales de resultados, usar algoritmos, fórmulas, convencionales o procedimientos elementales para resolver problemas con números enteros o extraer información relevante de una sola fuente de información.

En lo que respecta al desempeño en ciencias, se detectó que 30 por ciento se ubica por debajo del nivel básico. Es decir, tienen un conocimiento científico tan limitado que sólo pueden aplicarlo en pocas situaciones, siempre y cuando les sean familiares, por lo que no están en posibilidades de aprovechar otras oportunidades académicas, continuar sus estudios superiores o desempeñarse con éxito en el mercado laboral. A esto se suma, que otro 38 por ciento se ubica en el nivel 2 de desempeño.

En lectura, 20 por ciento de los jóvenes que estaban por concluir su bachillerato sólo pueden entender textos con información repetida, dibujos o símbolos familiares; localizar información explícita, reconocer el tema principal de la lectura o el propósito de un autor en un texto de contenido familiar, así como establecer relaciones sencillas entre la información del texto y su conocimiento cotidiano.

De acuerdo con los resultados de PISA Grado 12 estos estudiantes tendrán dificultades para utilizar la lectura como una herramienta de aprendizaje que les permita alcanzar sus metas, impulsar o ampliar sus conocimientos, y participar de manera eficaz y productiva en la sociedad.

Por modalidad, el estudio –aplicado a 14 mil jóvenes, representativo de más de un millón de alumnos de tercer grado de bachillerato– detectó que los estudiantes de bachilleratos privados alcanzan mejores resultados, mientras quienes asisten a escuelas de formación profesional técnica y de educación media tecnológica tienen los mayores rezagos.


SEP: estados pagarán sueldos de maestros que no estén registrados


http://www.jornada.unam.mx/2015/01/20/sociedad/032n1soc

Emir Olivares y Arturo Sánchez
Periódico La Jornada
Martes 20 de enero de 2015, p. 32

Deberán acreditar ante la Federación 16,455 plazas, afirma la oficialía mayor Oaxaca es la entidad con mayor número de puestos que no han sido justificados: 5,890 Se cancelará cualquier práctica viciosa con trabajadores de la educación, subraya Chuayffet

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública, Nuevo León, Guerrero, Veracruz, Baja California, Zacatecas, Chihuahua y Chiapas son los estados que tienen mayor número de espacios laborales sin reporta

En caso de no acreditar ante la Federación 16 mil 455 plazas educativas, los gobiernos estatales deberán cubrir el pago de la primera quincena de enero y el complemento de los aguinaldos correspondientes a 2014.

Así lo anunció el titular de la oficialía mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Marco Antonio Abaid Kado.

En conferencia de prensa efectuada ayer en la sede de la dependencia, el funcionario indicó que hasta la semana pasada se requería la aclaración, por autoridades educativas estatales, de 48 mil 442 plazas de maestros. Ello, señaló, en el contexto del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone).

Aseveró que ayer se atendieron de manera favorable 25 mil 236 casos, por lo cual están pendientes 6 mil 751 casos de plazas autorizadas en el marco del Fone, pero las entidades federativas no han podido proporcionar la información sobre los nombramientos correspondientes y las 16 mil 455 plazas que hasta ahora no se tienen documentadas.

Ello con base en las modificaciones que forman parte de la reforma educativa, en la cual se plantea la centralización de la nómina.

Acompañado por Rodolfo Alor Muñoz, director general de presupuesto y recursos financieros de la SEP, el oficial mayor detalló que, con fundamento en la Ley de Coordinación Fiscal, el gobierno federal ya efectuó el pago –entre los días 13 y 14 de enero– a 918 mil 22 servidores públicos del sistema educativo nacional que ocupan plazas registradas, conciliadas en el Fone, y cuentan con constancia de nombramiento.

Del total de casos pendientes, Oaxaca es la entidad con mayor número de plazas que no cuentan con registro. Son 5 mil 890 casos, subrayó Alor Muñoz. Agregó que en ese estado se pagó la primera quincena del año a 77 mil 264 empleados de los servicios públicos de enseñanza.

Apuntó que también hay cantidades importantes, aunque no precisó los números, de plazas no registradas en Nuevo León, Guerrero, Veracruz, Baja California, Zacatecas, Chihuahua y Chiapas.

Los funcionarios insistieron en que, en caso de que las entidades no logren acreditar las plazas pendientes, corresponderá a las finanzas públicas estatales saldar los pagos de aguinaldo y primera quincena de este año para esos servidores públicos.

La SEP, dijo, investigará las razones por las que se presentaron esos problemas, en particular los más de 16 mil casos que aún no tienen reporte. “Aviadores, jubilados y fallecidos son responsabilidad de las entidades. La SEP sólo paga con base en la información que tenemos de las constancias de nombramientos.”

Por otro lado, el titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, dijo que para atender los asuntos relacionados con los trabajadores de la educación, la dependencia siempre tiene un interlocutor, que es el SNTE. Nosotros no podemos romper de ninguna manera lo que la ley y la relación con el SNTE nos obligan a hacer.

Entrevistado tras su participación en la 23 sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, Chuayffet afirmó que desde hace al menos 30 años la Secretaría de Gobernación (SG) es la instancia que atiende a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Preguntarse por qué interviene la SG (en lo relacionado con la coordinadora) como si fuera algo actual es carecer de datos, enfatizó.

Señaló además que, aunque no lo parezca, la SEP va a dar por cancelada cualquier práctica viciosa (relacionada con los trabajadores de la enseñanza). Ese es el objetivo de la reforma, sin ello no hay enmienda; si no damos plazas a los maestros, que se preparen en un examen de admisión y se mantengan en la plaza con exámenes permanentes de valoración de sus conocimientos. Entonces, la reforma carecerá de sentido.


Uso limitado de la evaluación para formular políticas educativas: INEE


http://www.jornada.unam.mx/2015/01/12/sociedad/036n2soc

José Antonio Román
Periódico La Jornada
Lunes 12 de enero de 2015, p. 36

Existen castigos que vulneran los derechos de los niños, acusa

Hasta ahora, la evaluación ha tenido un uso limitado en los procesos de formulación de la política educativa y en la mejora de la práctica escolar, asegura el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Además, advierte que al problema de infraestructura se suma también el inadecuado clima escolar que se observa en los planteles de prescolar, primaria y secundaria, en los que existen reglamentos y castigos que vulneran los derechos de los niños y las niñas.

En un texto suscrito por los cinco consejeros de la junta de gobierno del organismo encabezado por Sylvia Schmelkes, se hace referencia a los principales problemas del sistema de educación obligatoria en el país, y que vulneran el ejercicio de este derecho.

Basado en las conclusiones del informe 2014 del INEE, titulado El derecho a una educación de calidad, el documento de los consejeros cita que entre estos problemas están los bajos niveles de cobertura en educación prescolar y media superior; la desigualdad en la asistencia y permanencia en la escuela, en especial en la población infantil indígena, la que trabaja jornadas extensas y la que vive en pequeñas áreas rurales, y la inequidad en el avance escolar que presentan los niños según su lugar de residencia y el tipo de servicio educativo en el que están inscritos.

Está también la condición étnica, dado que la población indígena sufre el trato discriminatorio más grave, dice el artículo publicado en el número cero de la Gaceta del INEE, firmado por Teresa Bracho, Eduardo Backhoff, Gilberto Guevara, Margarita Zorrilla y Sylvia Schmelkes.

Asimismo, el texto identifica que la inequidad en el sistema se da desde el comienzo de la educación básica, ya que los menores que asisten a planteles prescolares comunitarios y de zonas rurales tienen menores logros en los campos formativos evaluados.

Estas brechas se mantienen en la educación primaria y secundaria y afectan mayormente al alumnado inscrito en cursos comunitarios, escuelas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), primarias rurales, indígenas y telesecundarias.

En este mismo sentido, señala que la intervención del Estado ha sido poco efectiva para dar respuesta a la inequidad educativa y que la mayoría de los programas públicos en educación han sido inerciales, pues si bien han buscado resolver diversos desafíos públicos, lo han hecho de manera fragmentada.

Pero además aseguran que las evaluaciones han tenido un uso limitado para la formulación de la política pública educativa. Esto se acentúa porque las entidades federativas carecen de un sistema de información de resultados y las áreas locales tienden a funcionar como instancias operativas para la aplicación de pruebas nacionales e internacionales, que la mayoría de las veces no coinciden con la realidad local.

Es urgente, dice, definir con precisión una agenda común de evaluación educativa, con la finalidad de contribuir a garantizar la calidad de los servicios educativos prestados por el Estado y por los planteles particulares con reconocimiento de validez oficial de estudios.